miércoles, 27 de septiembre de 2017

Cloitre des tarongers

Estamos (mal)acostumbrados a encontrarnos con lugares abandonados grandes y a menudo complejos, lugares con muchas estancias, con varias plantas...pero esta vez no.

Me apetecía mucho subir al blog un lugar pequeñito, pero lleno de encanto, en el cual solo destacan 3 estancias muy diferenciadas la una de la otra. Aunque en realidad, el lugar consta de 4 estancias, pero una de ellas estaba oculta tras un derrumbe de un techo y no vimos la puerta que daba acceso a ella...lo pudimos comprobar posteriormente en internet.

Volvimos hace muy poco a este lugar con idea de fotografiar la estancia de la claraboya, la que no podreis ver en este reportaje, pero por suerte o por desgracia este lugar se encuentra actualmente en rehabilitación total y ya no es posible acceder a él.

Una vez aparcado el coche a una distancia prudencial como siempre, nos introducimos en un pequeño bosque hasta que empezamos a ver unas extrañas construcciones en el camino...




Primero un arco y después esas extrañas columnas...



Y a lo lejos divisamos nuestro objetivo:


No tardamos en encontrar una entrada fácil y sin romper nada, como siempre


 Nos encontramos dentro de un pequeño pero acogedor claustro!!


Como podeis ver, se encuentra en muy mal estado, incluso el techo se encuentra apuntalado para evitar desplomes:


Lo rodeamos en silencio, dejando que hablen los obturadores de las cámaras...


Precioso!!!!


Captamos algunos detalles como estas dos lámparas que estaban situadas a ambos lados de una puerta:




Nos acercamos a ver de nuevo las dos lámparas anteriores...


Y esto es lo que encontramos tras la puerta:


Una preciosa capilla!


 Nos encontramos con una luz muy cambiante. Pero aún así intentamos fotografiarla sin perder detalle:





Volviendo de nuevo al claustro, y antes de visitar la tercera parte del abandono, aprovecho para captar algunos detalles más:


Este me hizo especial gracia ya que me recordaba a mi y a mi mujer con mi hija en brazos en su primer mes de vida, con los temidos cólicos del lactante... :P


Y este daba un poco de mal rollo...





Os habeis fijado que el caballo no tiene piernas???


Detalle de la lámpara


Una vez visto el claustro y la capilla, pasamos a la ultima habitación del abandono:


Es la habitación que da nombre al abandono: La habitación de los naranjos olvidados


Me llamareis raro, pero me enamoré de esta habitación nada más entrar!


La luz, el ambiente...me gustaba todo!!!!





Como digo, un abandono pequeño que nos tuvo un rato entretenidos.

Actualmente este lugar está siendo rehabilitado, la sala de los naranjos ha sido pintada de blanco y los maceteros no están en el lugar.

Visitado junto a Miki y Sara


HASTA PRONTO!


1 comentario:

Miquel dijo...

ME ENCANTÓ ESTE PEQUEÑO PERO GRAN ABANDONO, CASI INTACTO...TAN SOLO EL PASO DEL TIEMPO.

Sí eres aficionado a la fotografía...

No te pierdas el juego creado por mi amigo Oriol!!