martes, 2 de octubre de 2018

Centrale termica di S.S.

Hola!

Sigo por aquí! Ya se que han pasado casi 9 meses desde mi último post...así que no me andaré con rollos ni excusas: Se han juntado dos cosas importantes, una es mi falta de tiempo libre debido a un cambio en mi vida laboral (en la buena, en la que me da de comer) y la otra es mi pequeña. Las cosas ya no son como antes! Poco tiempo libre y una pequeñaja de menos de dos años han hecho que me haya tirado todo este tiempo con el ordenador apagado. Si casi ni me acuerdo de la contraseña!!

Para este regreso he preparado un reportaje pequeño, de un lugar pequeño, pero que me impactó mucho debido a su buen estado.

La cosa es que a las 3 de la mañana salimos hacia el aeropuerto, casi sin haber dormido y sin darnos cuenta ya estabamos en Italia. Fuimos a casa de Salvattore (el mejor anfitrión del mundo), dejamos las maletas, nos cambiamos de ropa y nos fuimos a visitar un enorme hospital (sin haber dormido, os acordais de este detalle?).

Pues eran las 17:00 y os aseguro que no podía con mi alma. Resulta que me hago mayor y el cuerpo ya no responde como antes...Además llevaba tiempo sin ver al resto del grupo (el hospital en cuestión era ENORME). En un momento dado tras un breve reencuentro del grupo decidimos meter el coche en el recinto ya que había una pequeña parte en uso y otros coches allí. Esa fue nuestra perdición...y gracias a esto descubrimos un pabellón oculto detrás del mastodóntico hospital: Se trataba de su central térmica. Su propia central!!!!

Puerta abierta. No nos quedan fuerzas pero entramos dentro. Y esto es lo que allí nos encontramos...




Entramos y una de las calderas nos da la bienvenida



Unos pasos mas adelante divisamos el piso inferior:





Nos acercamos más:




Bajamos y encontramos esta mesa:


Y sus detalles...




Otra enorme caldera:



Una caseta de control:


Ahora estamos frente a una mesa de trabajo llena de objetos:





Accedemos por una pequeña escalera a un pequeño piso superior que hay en la parte de detrás, donde podemos ver unas tuberías. No perdí mucho tiempo aquí...



De vuelta al piso inferior, un nuevo vistazo a la caldera de antes y a su hermana gemela:


Vista exterior de las dos casetas:


Y más detalles...


Y para finalizar...la caldera más nueva, situada en el piso de arriba, nada más entrar...pero he decidido guardarla para el final:




Espero que os haya gustado este pequeño reportaje. Han sido 9 meses de ausencia y la verdad es que echaba de menos todo esto, aunque hoy en día (es mi sensación) creo que los blogs están perdiendo fuelle, y toda aquella audiencia que antaño nos visitaba ahora se está yendo a otras RRSS...

En fin, si este reportaje llega a alguien y disfruta leyéndolo y viendo las fotos, me doy por satisfecho...así que gracias!!!!

Lugar visitado en compañía de Javi, Lucía, Sara y Miki (aunque no os gustó este sitio, pero os lo perdono jejejeje)

Hasta pronto!

2 comentarios:

Shivan dijo...

Hey! Bienvenido de vuelta! Cómo cambia la vida.
Espero que los que te seguimos tengamos oportunidad de volverte a ver pronto publicando, aunque sean cosas pequeñas como esta joyita, vaya que está conservado!

Abrazo y felicidades por tu nena y tu trabajo.

Jaime Gómez García dijo...

¡Bienvenido de vuelta!
Ha sido una muy agradable sorpresa ver que había entrada en tu blog. ¡Y qué entrada! ¡WOW!

Enhorabuena por la peque.

Sí eres aficionado a la fotografía...

No te pierdas el juego creado por mi amigo Oriol!!